top of page

¿Qué es un TOC?

Actualizado: 24 feb 2023

Es un trastorno de ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo abreviado igual TOC


El TOC es un trastorno de ansiedad en el que las personas experimentan pensamientos obsesivos y recurrentes, que les provocan angustia y malestar. Estos pensamientos pueden ser sobre temas muy variados, como la limpieza, el orden, la seguridad, la salud, la religión, entre otros.


Para aliviar esta ansiedad, las personas con TOC realizan rituales o comportamientos compulsivos, que son repetitivos y rígidos, como lavarse las manos muchas veces al día, contar objetos constantemente, verificar repetidamente si se han cerrado puertas o ventanas, entre otros.

Es importante destacar que estas compulsiones no son placenteras, sino que las personas las realizan para reducir la ansiedad y el malestar que les generan los pensamientos obsesivos. Además, estas conductas pueden interferir significativamente en su vida cotidiana, ya que les quitan mucho tiempo y les impiden realizar actividades importantes o disfrutar de su tiempo libre.


El TOC es un trastorno que puede afectar a personas de todas las edades y géneros. Si sospechas que tú o alguien que conoces puede tener TOC, es importante buscar ayuda profesional, ya que el tratamiento adecuado puede ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida.


Tipos de TOC


Existen diferentes tipos de trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), que se caracterizan por los temas específicos de las obsesiones y compulsiones que experimenta la persona.

A continuación, describo algunos de los tipos más comunes de TOC:

  1. TOC de limpieza: las personas con este tipo de TOC experimentan obsesiones relacionadas con la contaminación y la suciedad, lo que les lleva a realizar compulsiones de limpieza excesivas y repetitivas.

  2. TOC de comprobación: las personas con este tipo de TOC tienen obsesiones relacionadas con la seguridad y el riesgo de que algo malo ocurra, lo que las lleva a realizar compulsiones de comprobación repetitivas, como verificar si las puertas están cerradas o los electrodomésticos apagados.

  3. TOC de orden y simetría: las personas con este tipo de TOC experimentan obsesiones relacionadas con el orden y la simetría, lo que les lleva a realizar compulsiones para asegurarse de que todo esté en su lugar correcto o simétrico.

  4. TOC de rumiación mental: las personas con este tipo de TOC experimentan obsesiones relacionadas con temas existenciales, como la muerte, el propósito de la vida o la propia identidad, lo que les lleva a realizar compulsiones mentales, como repetir constantemente pensamientos o preguntas existenciales.

  5. TOC de acumulación: las personas con este tipo de TOC tienen obsesiones relacionadas con el miedo a perder algo importante o el valor que ciertos objetos pueden tener, lo que les lleva a realizar compulsiones de acumulación y guardar objetos sin ningún criterio de selección.

  6. TOC somático: las personas con este tipo de TOC experimentan obsesiones relacionadas con la salud y el temor de tener una enfermedad o padecer una dolencia, lo que les lleva a realizar compulsiones de autoexploración o visitas repetitivas al médico.

Es importante destacar que no todas las personas con TOC experimentan obsesiones y compulsiones de manera exclusiva a un solo tema. En muchos casos, pueden presentar síntomas mixtos, con una combinación de obsesiones y compulsiones de diferentes temas.

 

¿Qué puede originar un TOC?


El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno multifactorial, lo que significa que su origen puede estar influenciado por varios factores. A continuación, te mencionaré algunos de los factores que se han asociado con el desarrollo del TOC:

  1. Factores genéticos: se ha encontrado que el TOC puede ser heredado de familiares, lo que sugiere la existencia de un componente genético en su origen o una carga emocional no resuelta en el transgeneracional.

  2. Factores neurobiológicos: se ha descubierto que el TOC está asociado con alteraciones en el funcionamiento del circuito neuronal de la corteza orbitofrontal y los ganglios basales. Estas alteraciones pueden estar relacionadas con la regulación de la ansiedad y la conducta.

  3. Factores ambientales: se ha sugerido que eventos traumáticos o estresantes, como la muerte de un ser querido, abuso físico o emocional, pueden desencadenar el inicio del TOC en personas con predisposición genética.

  4. Factores psicológicos: se ha encontrado que ciertos rasgos de personalidad, como la alta necesidad de control, la indecisión y la perfección pueden ser factores de riesgo para desarrollar TOC.

Es importante destacar que el origen del TOC es complejo y puede variar de una persona a otra. Aunque no se conoce exactamente la causa del trastorno, el tratamiento adecuado, que suele incluir terapia cognitivo-conductual, hipnoterapia y/o medicación, puede ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida.


Un caso de TOC


Por motivos de privacidad y confidencialidad, no puedo compartir detalles específicos de un caso real, pero puedo proporcionarles un ejemplo general de cómo se puede presentar el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).


Imaginemos a una persona llamada María, que ha estado experimentando síntomas de TOC. María tiene obsesiones y compulsiones relacionadas con el miedo a la contaminación por gérmenes. María tiene miedo de enfermarse por la exposición a gérmenes y se preocupa constantemente por su higiene.


Las obsesiones de María incluyen pensamientos repetitivos de que sus manos están sucias o contaminadas y que pueden hacerle daño a él o las personas que lo rodean. Estos pensamientos le generan una gran ansiedad y la llevan a realizar compulsiones para aliviar su miedo.


Las compulsiones de María incluyen lavado repetitivo de manos, uso excesivo de desinfectante de manos y limpieza constante de objetos y superficies en su hogar. María dedica una gran cantidad de tiempo y energía a estas compulsiones, lo que le dificulta llevar a cabo sus actividades diarias.


Hallando el origen el TOC con hipnosis


En este caso en particular identificamos en la niñez de María un suceso que la hizo sentirse sucia. Cuando ella era pequeña, su mamá la descuidaba mucho por temas personales y la niña tenía su ropita sucia, sobre todo su calzoncito, esto generó una infección con mucho dolor que la hizo terminar en el un hospital con el gran temor de una niña de su edad. Ella creía que posiblemente iba a morir.


En ese momento se generó un programante, un shock emocional muy fuerte, y sobre todo grabó en su mente el comentario del médico: "está niña ha sufrido una infección por la suciedad a la que ha estado expuesta, y sus partes intimas están llenas de gérmenes que han terminado en esta dolorosa infección" a partir de ahí era cuestión de tiempo para que en el futuro un evento con las mismas características o estados de estrés similares, detonen nuevamente los síntomas.


El detonante en la actualidad de María fue verse expuesta a problemas familiares y situaciones de tención en la universidad. esto desató nuevamente la idea de lavarse las manos constantemente.


Es de suma importancia en nuestra terapia, prestar mucha atención a los síntomas que describe el consultante, esto nos da indicios del posible origen, por ejemplo,

  • ¿Desde cuándo experimentas estos síntomas?

  • ¿Qué lo detonó? (esto nos permite ubicar la o las emociones vinculadas al detonante y programante del problema)

  • ¿Esto ocurre en la universidad o solo en casa?

  • ¿Miedo a que es, a la suciedad o los gérmenes como tal?

  • ¿Ocurre en algún momento del día, la tarde o la noche?

Con estas preguntas podemos ir descifrando el origen programante del TOC.


¿Puede la hipnoterapia ayudarnos con un TOC?


La hipnoterapia es una técnica terapéutica que se utiliza para tratar diferentes problemas de salud mental, incluido el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).


La hipnoterapia utiliza la hipnosis para ayudar a las personas a entrar en un estado de trance, lo que les permite acceder a partes de su mente que no suelen estar disponibles en estado de vigilia.

En el tratamiento del TOC, la hipnoterapia se utiliza como complemento a otras formas de tratamiento, como la terapia cognitivo-conductual y/o la medicación.


Durante una sesión de hipnoterapia, el terapeuta puede ayudar a la persona a identificar y modificar patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales asociados con el TOC.


La hipnoterapia puede ser útil en el tratamiento del TOC porque puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, que a menudo están asociados con el trastorno. Además, la hipnoterapia puede ayudar a las personas a mejorar la atención y la concentración, lo que puede ser útil en el tratamiento de compulsiones repetitivas.


Si desea ser evaluado y atender tu TOC no lo pienses mucho, contáctanos al WhatsApp +51 977514601

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page