top of page

¿Qué es la ansiedad generalizada?

Actualizado: 24 feb 2023

La Ansiedad generalizada es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por una preocupación excesiva e irracional acerca de diferentes situaciones o eventos de la vida cotidiana. La preocupación es constante y puede interferir significativamente en la capacidad de la persona para realizar sus actividades diarias y disfrutar de su vida.


Las personas con ansiedad generalizada pueden preocuparse por una amplia gama de temas, como su salud, relaciones interpersonales, trabajo, dinero, seguridad y futuro.


A menudo se sienten tensos, nerviosos y agitados, y pueden experimentar síntomas físicos como sudores, palpitaciones, dolor muscular y dificultad para conciliar el sueño.


La Ansiedad generalizada puede afectar a personas de cualquier edad y género, y su tratamiento puede incluir terapia cognitivo-conductual, hipnoterapia, medicamentos ansiolíticos y técnicas de relajación.


La ansiedad generalizada puede venir con otros trastornos


La Ansiedad Generalizada es un tipo de trastorno de ansiedad en sí mismo. Sin embargo, es posible que la ansiedad generalizada se presente junto con otros trastornos de ansiedad, como el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico o el trastorno de ansiedad social.


Además, es posible que las personas con ansiedad generalizada también experimenten otros tipos de ansiedad que no obstante estén relacionados con su trastorno de ansiedad específico. Por ejemplo, una persona con ansiedad generalizada podría experimentar ansiedad por separación si se preocupa constantemente por la seguridad y el bienestar de sus seres queridos.


En resumen, aunque la Ansiedad Generalizada es un trastorno de ansiedad específico, es posible que las personas que lo experimenten también experimenten otros tipos de ansiedad. Si estás experimentando síntomas de ansiedad, es importante hablar con un profesional de la salud mental para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

 

Síntomas de la ansiedad generalizada


Los síntomas de la Ansiedad Generalizada pueden variar de persona a persona, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen:


  1. Preocupación excesiva e irracional sobre varios temas, como la salud, el trabajo, el dinero, la familia, la seguridad, el futuro, entre otros.

  2. Dificultad para controlar o detener la preocupación.

  3. Inquietud y tensión física, como temblores, sudoración, palpitaciones, dolor muscular o sensación de cansancio.

  4. Dificultad para concentrarse o enfocarse en una tarea en particular.

  5. Problemas para conciliar el sueño o para mantener el sueño durante la noche.

  6. Sensación de que algo malo va a suceder, incluso cuando no hay ninguna razón aparente para sentirse así.

  7. Irritabilidad y dificultad para relajarse.

  8. Síntomas físicos como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, diarrea o dificultad para respirar.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser similares a los de buscar otros trastornos de ansiedad.


¿Qué puede generar la ansiedad generalizada?


La Ansiedad Generalizada puede ser motivada por una combinación de factores biológicos, psicológicos y ambientales. Algunos de los factores que pueden contribuir al desarrollo de la Ansiedad Generalizada incluyen:


  1. Genética: Se ha demostrado que existe una tendencia hereditaria a padecer trastornos de ansiedad, incluida la Ansiedad Generalizada.

  2. Factores ambientales: El estrés, los traumas y los eventos importantes de la vida pueden desencadenar la Ansiedad Generalizada.

  3. Química cerebral: La Ansiedad Generalizada puede estar relacionada con desequilibrios químicos en el cerebro, como la disminución de la serotonina, un neurotransmisor importante en la regulación del estado de ánimo.

  4. Cognición: Las personas que tienen tendencia a pensar de forma negativa o catastrofista pueden ser más propensas a experimentar Ansiedad Generalizada.

  5. Comportamiento: La evitación de situaciones que se perciben como amenazantes puede reforzar la Ansiedad Generalizada.

Es importante destacar que, en muchos casos, la Ansiedad Generalizada puede ser causada por una combinación de factores.


Un caso de ansiedad generalizada


María es una mujer de 35 años que trabaja como abogada. Desde hace unos meses, ha comenzado a sentir una sensación constante de preocupación e inquietud que no puede controlar. Se preocupa por todo, desde su trabajo hasta su familia y su salud. A menudo se despierta en medio de la noche con pensamientos preocupantes y tiene dificultad para volver a dormir. Se siente tensa y nerviosa todo el tiempo, incluso cuando no hay ninguna razón aparente para sentirse así.


Estos síntomas han comenzado a interrumpir en su capacidad para trabajar eficientemente y disfrutar de su vida en general.


María decide buscar ayuda de un profesional de la salud mental y es diagnosticada con Ansiedad Generalizada. A través de terapia con hipnosis regresiva, aprende a identificar y cuestionar sus pensamientos preocupantes y a utilizar técnicas de relajación para reducir su ansiedad.


También aprende a establecer metas realistas y a enfocarse en las soluciones en lugar de preocupación por los problemas que no se pueden controlar. Con el tiempo, María aprende a controlar su ansiedad ya volver a disfrutar de su vida.


Beneficios de la hipnoterapia en casos de Ansiedad Generalizada


A continuación, te presento algunos de los beneficios que puede proporcionar la hipnoterapia para tratar la Ansiedad Generalizada:

  1. Reducción del estrés: La hipnoterapia puede ayudar a las personas a alcanzar un estado de relajación profunda, lo que puede reducir el nivel de estrés y ansiedad en general.

  2. Cambio de patrones de pensamientos negativos: La hipnoterapia puede ayudar a las personas a identificar y cambiar los patrones de pensamientos negativos que alimentan la Ansiedad Generalizada, lo que puede reducir los síntomas.

  3. Mejora de la autoestima: La hipnoterapia puede ayudar a las personas a mejorar su autoestima y confianza, lo que puede reducir la ansiedad relacionada con la autoimagen.

  4. Mayor control sobre la ansiedad: La hipnoterapia puede ayudar a las personas a sentirse más capaces de controlar su ansiedad y mejorar su calidad de vida.

Es importante destacar que la hipnoterapia no es una solución mágica y no es efectiva para todas las personas con Ansiedad Generalizada. La hipnoterapia debe ser realizada por un profesional de la salud mental capacitado y puede ser combinada con otras formas de tratamiento, como la terapia cognitivo-conductual y el uso de medicamentos ansiolíticos.


Si deseas una evaluación y tratamiento, escríbenos al WhatsApp +51 977514601.


70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page